Mediación

¿Qué hace un mediador?


A continuación se mencionan algunas de las muchas formas en las que el mediador facilita el proceso de mediación:

Facilita la comunicación. El mediador es un experto en comunicación. Asiste a las partes a identificar y clarificar sus intereses y necesidades.

Facilita que las partes compartan su conflicto. Cada parte tiene una percepción distinta de la realidad y ha experimentado una situación singular. Los hechos parecen ser los mismos, sin embargo la interpretación que han hecho de los mismos constituye su realidad. El mediador facilita que las partes conversen y compartan su percepción de la realidad, es decir, cual ha sido su experiencia y como la viven, en pocas palabras, comparten su conflicto.

Facilita la generación de ideas. Propicia la consideración de ideas nuevas o alternativas cuando la negociación se ha estancado o las partes se han dado por vencidas. No les dice que hacer, pero si pregunta: ¿Qué pasaría si…?

Es agente de la realidad. Ayuda a las partes a reconocer que soluciones son prácticas y cuales no lo son: les pregunta los costos beneficios de mantener sus posiciones; les hace reflexionar si sus demandas tienen o no fundamento.

Facilita la exploración. Ayuda a las partes a explorar sus necesidades, sus inquietudes, sus reclamos, peticiones, y todo aquello que forme parte del conflicto.

Instruye a las partes. La forma en que el mediador pregunta, las reglas para la conversación abierta produce un aprendizaje en las partes sobre como negociar y conversar temas difíciles. En este sentido el proceso de mediación es un proceso de aprendizaje en el que el mediador a través de su intervención da ejemplo de cómo poder conducir conversaciones sanas y sin violencia.