Mediación

¿Es nueva la mediación?


No, distintas culturas han utilizado a la mediación como forma para resolver o abordar sus conflictos. Las comunidades Judías en tiempos bíblicos utilizaron la mediación, practicada por líderes religiosos o políticos.

En las culturas islámicas existe una larga tradición respecto a la mediación, sobre todo en las sociedades del medio oriente, los problemas eran resueltos mediante una reunión comunitaria con los ancianos en la que los participantes discutían, debatían, y deliberaban sobre el conflicto.

Sin embargo, la mediación cómo profesión y práctica profesional se ha desarrollado en los últimos 30 años.

El crecimiento debido a muchos factores: derechos humanos, democracia y participación en las instancias sociales y políticas, la creencia que el individuo tiene el derecho de participar en y tomar control de las decisiones que afectan su vida.

Aumento en la insatisfacción los procedimientos y los que deciden los procedimientos judiciales: arreglos impuestos que no se adecuan a los intereses de las partes.

El auge se ha dado principalmente en Canadá y Estados Unidos de Norteamérica. Le ha seguido Europa y posteriormente Latinoamérica.

En Latinoamérica la experiencia es muy reciente, se han instituido al amparo de diversos Centros de Mediación al amparo de los poderes judiciales de distintos países, existentes en Argentina, Perú, Colombia y otros Estados Latinoamericanos. La primera norma especial sobre conciliación en Latinoamérica se promulga en Colombia: La ley 23 de 1991 sobre Descongestión de Despachos Judiciales se convierte en un hito importante para los procesos de institucionalización de los Medios Alternativos para la Resolución de Conflictos (MARC) en Latinoamérica. Posteriormente, la ley 24573 de Argentina, de 1995, establece un sistema de mediación obligatorio en algunos conflictos antes de ir a juicio para la provincia de Buenos Aires. En 1997 se promulgan más dispositivos en Latinoamérica: la ley sobre Resolución Alterna de Conflictos y Promoción de la Paz Social de Costa Rica, la Ley de Mediación y Arbitraje del Ecuador, y la Ley de Conciliación 26872 del Perú, que establece un sistema de conciliación previo y obligatorio a algunos proceso judiciales a nivel mundial.